Consultoría Estratégica

La sucesión, el conflicto en las empresas familiares

En una entrega anterior hablamos de la peculiar dinámica interna que viven las empresas familiares en su operación cotidiana. Sin embargo, no abordamos el punto que se refiere a la sucesión, momento en el que estas organizaciones suelen enfrentar serios peligros que pueden poner en  riesgo su estabilidad e incluso su subsistencia.

En la mayoría de los casos la historia es simple: alguien funda una empresa, tiene éxito, con el paso del tiempo ese fundador muere o se incapacita, los hijos heredan y se convierten súbitamente de hermanos a socios. Justo aquí es donde aparece el problema, pues no es fácil integrarse a ese nuevo rol que, de automático, implica actitudes y acciones muy diferentes a las que se habían practicado durante toda la vida.

En general ¿cómo se soluciona esta crisis? Desde un punto de vista práctico existen cuatro vías para resolver el dilema familiar, por supuesto, unas más eficaces que otras.

  • Primera vía. El problema se pospone, a veces por muchos años, y el control de la empresa queda en manos de aquél que siempre ha cargado con el símbolo paterno. Aunque a corto plazo la crisis de la sucesión queda resuelta, años más tarde el conflicto surgirá nuevamente con más fuerza, cuando las nuevas generaciones interesadas en el negocio traten de tomar el control.
  • Segunda vía. Los socios y hermanos deciden contratar a un profesional, externo a la familia, para que conduzca los destinos de la empresa. Esta opción funciona si los integrantes están de acuerdo en lo fundamental y todos aceptan el rol de socios y se olvidan del papel de hermanos.
  • Tercera vía. La venta de la empresa. Cuando los herederos están poco involucrados con la empresa esta es la mejor opción pues los herederos pueden disfrutar del producto de la venta sin entrar en conflictos familiares. Sin embargo, cuando la venta no es aceptada por todos los miembros de la familia o no se da un acuerdo de compraventa entre ellos, el problema puede prolongarse por largo tiempo y poner en riesgo la estabilidad de la empresa.
  • Cuarta vía. Se enfrenta el problema y, entre todos, diseñan una solución ad hoc.

Sobre los problema que surgen en las empresas familiares al momento de la sucesión, podemos decir que mientras cada quien tenga su propio escenario, no habrá mayores conflictos pero cuando la materia es la misma y los poderosos son varios, el antagonismo surge sin remedio.

A pesar de lo anterior, no podemos olvidar que las empresas familiares son, quizá, el mejor medio para ayudar a eliminar los defectos que provoca la ambición del poder en una institución no familiar. Simplemente porque el poder familiar está más allá que la ambición de los ejecutivos.

Empresas familiares… que todo quede en familia.

0 comments on “La sucesión, el conflicto en las empresas familiares

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: