Deja un comentario

Responsabilidad social en pro del entorno, la comunidad y la empresa

responsabilidadsocial

“Hay una percepción de que las empresas prosperan a costa de la sociedad”. Así lo afirma Michel E. Porter, uno de los más reconocidos estrategas empresariales, a través de su teoría de La creación del valor compartido; en la cual explica cómo las organizaciones que en algún momento crecieron gracias a la aceptación del público, hoy han empezado a ser reemplazadas por aquellas a las que los consumidores apoyan, simplemente porque cuentan con programas, serios y bien definidos, dedicados a aportar beneficios a la sociedad.

Debido a este comportamiento del público consumidor, hoy en día se ha incrementado el número de empresas que contemplan a la Responsabilidad Social como parte importante de sus planes estratégicos. Actualmente vemos cómo las transnacionales y algunas grandes empresas nacionales, han incorporado en sus organigramas fundaciones o áreas dedicadas, exclusivamente, al apoyo de la población vulnerable o bien al impulso de proyectos ecológicos o de preservación del ambiente.

Tanto desde el punto de vista social como desde el ángulo de estrategia empresarial, la Responsabilidad Social, puede traer consigo grandes beneficios, siempre y cuando no sea vista como una serie de eventos aislados asociados con el altruismo esporádico.

Si se pretende que ambas partes resulten favorecidas con labores de esta naturaleza, es importante crear programas atractivos que en realidad aporten beneficios a una causa social, pero que al mismo tiempo sean capaces de despertar el interés y el compromiso de los empleados de la organización; ya que son ellos quienes asumirán el papel de voluntarios para hacer que el programa trascienda y se convierta en algo permanente con lo que la organización pueda ser identificada.

Partiendo de la idea de que son los empleados  quienes deberán dar vida a los programas de Responsabilidad Social, resulta fundamental que hacia el interior de la organización exista un clima que favorezca los lazos entre ella y sus integrantes. Sólo así podrá generarse la mezcla del espíritu solidario de los voluntarios con el orgullo por ser parte de la organización; condición insustituible para el éxito de estos programas.

Si como responsable del área de Capital Humano, planea integrar equipos para el apoyo comunitario o si está en el proceso de fortalecimiento de este tipo de programas, le sugerimos tomar en cuenta los siguientes puntos:

bulletHaga que los empleados se sientan atraídos por las causas a las que se les brinda apoyo. Para lograrlo, pida a todos los miembros de la organización que propongan las causas, programas o instituciones a los que les gustaría que la empresa apoyara. De ser posible solicite que añadan a su propuesta, los motivos por los que favorecerían a la causa sugerida.

bulletUna vez que haya determinado hacia donde se dirigirá el apoyo, lance una convocatoria para que, por grupos, presenten propuestas sobre las formas en que la organización podría hacer llegar la ayuda. Esto les permitirá contar con un esbozo de lo que será su programa de apoyo social y, sobre todo, a saber hasta dónde están dispuestos a llegar quienes trabajarán como voluntarios.

bulletCon aquellos que muestren mayor interés, integre los comités que se ocuparán de establecer los contactos necesarios y de coordinar todo lo relacionado con los eventos a realizar o las formas en que se harán llegar los apoyos.

bulletEstablezca algún tipo de reconocimiento, no económico, para quienes participen como voluntarios en las diversas etapas que integren su programa.

bulletHaga que los directivos de la organización, conozcan y se involucren en los programas de asistencia social. Recuerde que para que la sociedad y la empresa obtengan beneficios a través de la Responsabilidad Social, debe existir compromiso en todos los niveles.

De acuerdo con un estudio realizado entre diversas empresas británicas que cuentan con programas de asistencia social, independientemente de la imagen positiva que se puede crear alrededor de  una organización comprometida con su entorno y su comunidad, los empleados que participen como voluntarios en este tipo de programas, suelen incrementar su grado de satisfacción con su trabajo, muestran mayor empatía con quienes los rodean y la confianza en sí mismos.

Así es que si ahora le toca a las corporaciones utilizar sus habilidades para liderar el progreso social,  bien vale la pena involucrarse en este tipo de empresas, en las que todos pueden salir ganando.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: