Deja un comentario

Reforma Fiscal, lo que las empresas no pueden perder de vista

Independientemente de los planes de fortalecimiento o expansión que para 2014 puedan tener las empresas que operan en territorio mexicano, el gran reto que todas deberán enfrentar, es el de lograr que las nuevas disposiciones fiscales les resulten lo menos costosas posible.

Amdeirh figura 1Ante un escenario evidentemente recaudatorio, que incrementa considerablemente la carga administrativa y que, una vez más, se muestra dirigido en su totalidad a los contribuyentes cautivos; las organizaciones tendrán que echar mano de una gran pericia para interpretar la Ley, así como de una vasta creatividad para reconfigurar, en todos los niveles, paquetes de retribución que:

1.   No afecten las percepciones de trabajadores y empleados.

2.   No afecten las finanzas de la organización.

3.   Que sean los suficientemente atractivos para atraer y retener al personal que requieren para el logro de sus objetivos.   

 Este conjunto de Leyes, completamente nuevas, requiere de un concienzudo análisis por parte de quienes manejan los destinos de las organizaciones y su gente, ya que a partir del 2014 viviremos una nueva era en lo que a planeación fiscal se refiere.

 Antes de sumergirse en los detalles de la nueva Ley (publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de diciembre 2013), lo invitamos a continuar leyendo estas líneas para que identifique los puntos en los que deberá poner especial cuidado.

Modificaciones 

1.   Se establecen límites en los porcentajes de deducción de las prestaciones de previsión social.

 Situación anterior:

  •         Las prestaciones de corte social estaban exentas de impuestos para los trabajadores y eran cien por ciento deducibles para la empresa.

Nueva situación:

  •         Sólo podrán hacerse deducibles ciertos porcentajes para cada una de las prestaciones sociales.

 En qué repercute:

  •         Cambio total en los esquemas de prestaciones que actualmente tienen las empresas.
  •         Incremento del gasto laboral para las empresas, al no poder deducir el monto total del costo de la prestaciones que ofrecen a empleados y trabajadores.

 Porcentajes que se podrán deducir por concepto de prestaciones:

  •         Los nuevos topes de deducibilidad serán variables para las diferentes prestaciones. En términos generales variarán entre el 53 y el 47 por ciento. El 53% sólo podrá alcanzarse si se conservan las mismas prestaciones que en 2013.

Prestaciones que se verán afectadas por las nuevas disposiciones:

  •         Todas aquellas que de acuerdo con la Ley del Seguro Social, no se adicionan al sueldo: fondo de ahorro, vales de despensa o de comedor, colegiaturas, préstamos personales, planes de pensiones, seguro de vida, seguro de gastos médicos, bonos de asistencia y puntualidad, entre otros.

 Medidas recomendadas:

  • Realizar un cuidadoso análisis de los artículos 27 y 28 de la nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de diciembre de 2013.
  •  Analizar en forma individual cada una de las prestaciones que se dan a trabajadores y empleados para encontrar la manera de adecuarlas a las nuevas disposiciones, con el menor costo posible para la empresa.
  •  Recurrir a la asesoría de expertos en la materia para que lo orienten en la toma de decisiones, le indiquen los tiempos en que habrá de cumplir con las nuevas obligaciones y lo guíen durante el proceso de ajustes por el que, inevitablemente, pasara esta nueva Ley.
  •   Tener siempre presente, que se incrementarán los costos.

Postura de las empresas:

Medidas que tomaran las empresas

2.  Certificación Fiscal Digital por Internet (CFDI) para los recibos de nómina y para cualquier pago que implique retención de impuestos.

 Situación anterior:

  •         Cada empresa contaba con su formato de recibo de nómina, diseñado de acuerdo con los rubros incluidos en sus planes de retribución.
  •         Mediante la presentación de un recibo de honorarios, las empresas podían pagar los servicios de profesionistas independientes y transportistas, entre otros, sin mayores trámites.

Nueva situación:

  •         Todos los pagos que se realicen y que impliquen una retención, tendrán que ser reportados al Sistema de Administración Tributaria, para obtener el CFDI de cada uno de ellos.
  •         En el caso de las nóminas, se deberá obtener una certificación para cada pago realizado. De tal forma que si la nómina se paga semanal o quincenalmente, al cabo de un mes, deberá tener cuatro o dos certificaciones por cada uno de los trabajadores que haya cobrado, según sea el caso.
  •         Los pagos que se realicen mediante la presentación de recibos de honorarios, también deberán ser certificados, debido a que conllevan retención de impuestos.
  •         Esta disposición también es aplicable al pago de finiquitos y liquidaciones.

En caso de incumplimiento:

  •         Si los recibos no cuentan con el CFDI correspondiente, el pago realizado no podrá deducirse como gasto laboral.

Procedimiento para cumplir con la obligación:

  •         Deberá ingresar a la página del SAT para capturar la información correspondiente a través del formato 20.
  •         La fecha límite para realizar este procedimiento será el día 17 del mes siguiente a la fecha en que se hayan efectuado los pagos.

 En qué repercute:

  •         Está disposición implica un considerable incremento de la carga administrativa para las empresas.
  •         Las empresas que no cuenten con la infraestructura tecnológica y personal capacitado, tendrán serios problemas para cumplir esta disposición.  

 Inconvenientes:

  •         En la práctica se ha comprobado que la infraestructura tecnológica del Sistema de Administración Tributaria, no cuenta con la capacidad suficiente para atender el volumen de operaciones que se pretende recibir, prácticamente en forma simultánea.

 3.  Otras de las disposiciones que también afectan a las empresas.

  •         No se podrán hacer deducibles los salarios que no estén gravados.
  •         Todas las personas que perciban ingresos, producto de su trabajo, deberán contar con  Registro Federal de Contribuyentes con homoclave.
  •         La contabilidad de los contribuyentes deberá ser subida a la página del SAT.
  •         Dejará de existir el secreto bancario. Los bancos podrán entregar a la SHCP la información que les solicite sobre los contribuyentes.
  •         Los profesionistas independientes, también deberán entrar al sistema de facturación electrónica.

 Ante este panorama, 2014 se vislumbra como un año de análisis y ajustes; pues como suele ocurrir cada vez que se modifica la legislación fiscal, habrán de transcurrir varios meses para que, tanto las autoridades como las organizaciones, logren definir tiempos, formas y procedimientos que permitan a la empresa operar en un marco de legalidad. Operación que, vista desde cualquier ángulo, resultará más costosa de lo que hasta ahora había sido.

Aspectos que se verán más afectados con la Reforma Fiscal

Información proporcionada por el Despacho Góngora, Nuñez, Contadores Públicos, S.C. * C.P. Fernando A. Góngora Barba y C.P. José Alfredo Nuñez Patlán. * (55) 5335 1986/1987.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: