Esa es la pregunta que, inevitablemente, aparece luego de conocer los mecanismos que fueron aprobados en la Cámara de Diputados para poner en marcha el tan platicado seguro de desempleo.

De acuerdo con el documento surgido de la Cámara Baja, quienes a partir de enero de 2015 se vean “beneficiados” con este programa,Seguro de desempleo en realidad lo que recibirán será una especie de dádiva procedente de las aportaciones que realizan los patrones por concepto de seguridad social.

Desde el punto de vista de los economistas, tres son las razones principales por las que el mecanismo aprobado por los Diputados, no puede ser considerado como un seguro de desempleo.

1)   Cobertura extremadamente limitada

Tomando como punto de partida los datos estadísticos del Instituto Mexicano del Seguro Social correspondientes al primer bimestre de 2014, del total de la población que existe en el país, aproximadamente 50 millones de personas aparecen en el grupo de población en edad de trabajar. De esos 50 millones, sólo 17 millones cotizan al Seguro Social y de esos 17 millones únicamente entre 14 y 15 millones cuenta con un empleo fijo.

Si se considera que para aspirar a obtener el apoyo del seguro de desempleo, uno de los requisitos será que el interesado haya cotizado durante los últimos 24 meses, la población que podrá recibir el beneficio queda limitada a esos 14 ó 15 millones de personas, es decir mucho menos de la mitad de la población en edad de trabajar. 

2)   El patrón y el trabajador son quienes aportarán los recursos para la operación.

A partir del primero de septiembre de 2014, los patrones deberán aportar a la llamada Cuenta Mixta, el tres por ciento del salario base de cotización del trabajador, con el fin de ir integrando el fondo de donde habrán de salir los recursos que reciba el trabajador en caso de hacer uso de su seguro de desempleo.

Se dice que los trabajadores también correrán con un porcentaje para la integración del fondo, debido a que automáticamente el crecimiento de sus fondos para vivienda, se verá reducido a un ritmo de tres por ciento mensual.

3)   Monto insuficiente para cubrir los requerimientos de una familia.

Quienes cubran todos los requisitos para hacer uso del seguro de desempleo, podrán recibir el apoyo durante seis meses, tiempo en el cual el monto de los pagos será equivalente a la mitad del salario cotizado en los cuatro primeros meses y en los dos restantes el equivalente a un salario mínimo.

Aunque aún falta lo que se le quiera agregar o modificar en la Cámara de Senadores, a grandes rasgos, este es el esquema bajo el que operará el tan platicado seguro de desempleo; en torno al cual, pronto empezaremos a ver anuncios por todos lados diciéndonos que es una “promesa de campaña cumplida”. Lo que nunca aceptarán nuestras autoridades,  es que una vez más la palabra empeñada queda liberada gracias al apoyo del mismo patrocinador.

0 comments on “¿Seguro de desempleo o un engaño más para la población trabajadora?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: