CD CONSULTORES

El VIH en el mundo del trabajo

De acuerdo con la información emitida por el Centro Nacional para la Prevención y el control del VIH y el sida (Censida), en México cada día 33 personas adquieren el VIH, lo que representa un total de poco más de doce mil nuevos casos cada año. Si tomamos en cuenta que de los 186,655 casos que se tenían registrados oficialmente hasta hace un año, 174,778 corresponden a personas que se encuentran entre los 20 y los 65 años de edad, es decir, entre la población que está en edad de trabajar; suena lógico pensar que quienes encabezan cualquier tipo de organización y concretamente quienes tienen a su cargo las áreas de Capital Humano, deben mantenerse al día sobre la legislación y disposiciones que existen en torno al VIH, para no incurrir en violaciones a la Ley y, sobre todo, para dar un trato igualitario a quienes viven con este padecimiento.

Acerca del VIH y el sida en el lugar de trabajo, ten siempre presente que:

  • La infección por el VIH no es motivo para rescindir un contrato de trabajo.
  • No es legal exigir pruebas de detección ni a los empleados ni a quienes aspiran a ser contratados.
  • Los trabajadores infectados por el VIH deben recibir todas las prestaciones a las que tienen derecho.
  • Los trabajadores infectados por el VIH deben ser protegidos frente a cualquier discriminación.
  • La información que tenga la empresa sobre algún colaborador que esté infectado con el VIH debe ser confidencial.
  • Para elaborar normas acerca del VIH/SIDA que puedan ser incluidas en un contrato colectivo de trabajo, es necesario que exista acuerdo entre la Dirección de la empresa y los equipos de trabajo y que en el proceso de elaboración de las normas cuente con la asesoría especializada de organizaciones no gubernamentales o comunitarias expertas en el tema.
  • Considerando que las personas con VIH son aptas para realizar su trabajo, es deseable que las empresas recurran a los llamados ajustes razonables para facilitarles su desempeño. Estos ajustes razonables van desde el recorte en la duración de la jornada laboral, hasta permisos periódicos para las visitas al médico, o bien, licencias temporales durante el periodo de adaptación a algún nuevo medicamento.

Si requieres información más precisa sobre el tema, no dudes en acudir a Censida, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social o a la Representación de la Organización Internacional del Trabajo, donde seguro te asesorarán sobre la forma legal, adecuada y justa de convivir con quienes viven con VIH en el mundo del trabajo.

0 comments on “El VIH en el mundo del trabajo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: