CD CONSULTORES

Hablando de igualdad… (Parte 2)

¿Qué hacer para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres en el nivel directivo?

¿Qué hacer para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres en el nivel directivo?

En el mundo laboral, la desigualdad salarial no es el único obstáculo que deben librar las mujeres; pues a la falta de igualdad en materia de remuneraciones, también es importante agregar la desigualdad de oportunidades para alcanzar el éxito en la vida profesional.

Si bien es cierto que muchas mujeres sacrifican su desarrollo profesional en aras de su familia, también es verdad que las oportunidades para llegar a ocupar puestos directivos y de toma de decisiones, no son las mismas que las que tiene un hombre y lo que es todavía más grave, cuando se presenta la oportunidad no se compite por esa posición en las mismas circunstancias.

Si esto no fuera una realidad, la lucha contra los obstáculos que impiden el éxito profesional de las mujeres, no estaría considerada como una de las prioridades en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS).

Anteriormente hablamos de la valuación de puestos como una medida eficaz para alcanzar la igualdad salarial entre hombre y mujeres, sin embargo, la brecha de desigualdad en puestos directivos y de toma de decisiones también se ha convertido en uno de los puntos críticos a nivel internacional.

¿Cómo combatir este otro problema que coloca a las mujeres en una posición de desigualdad laboral?

Esta situación podría empezar a combatirse desde los procesos de reclutamiento y selección para ocupar posiciones clave; aquí se sugiere que el número de mujeres y hombres aspirantes al puesto sea el mismo y que los procesos de evaluación de competencias que se requieren, se apliquen en igualdad de circunstancias para todos los candidatos.

Otras medidas que representarían un avance en el trato igualitario, son ofrecer a las mujeres la oportunidad de realizar trabajo en casa y contar con horarios escalonados y flexibles que ayuden para contrarrestar la carga desproporcionada del trabajo doméstico que viven las mujeres.

De acuerdo con información de Encuesta Nacional sobre el uso del Tiempo, realizada por el INEGI, en México las mujeres dedican 43.2 horas a la semana al trabajo de la casa y a cuidar a los integrantes de su hogar, mientras que los hombres invierten en este concepto sólo 15.8 horas; es decir por cada tres horas que le dedican ellas a ese trabajo, los hombres destinan solo una. Por lo tanto, el trabajo doméstico dificulta que las mujeres se puedan desarrollar en igualdad de condiciones que los hombres en el campo profesional.

Si buscas inclusión e igualdad en tu organización, recurre a la asesoría de los expertos de CD Consultores, quienes a través de programas de sensibilización a la diversidad, inclusión e igualdad y capacitación en materia de género y no discriminación ayudarán a tu empresa a alcanzar la igualdad laboral.

¿Conoces otras medias que puedan ayudar a disminuir la brecha entre mujeres y hombres en puestos de dirección? Déjanos conocer tus sugerencias y también tus comentarios.

0 comments on “Hablando de igualdad… (Parte 2)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: