Incrementos al Salario mínimo

incremento-al-salario-minimo_

Luego de un largo silencio, finalmente, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) volvió a colocarse como parte de los grandes titulares al dar a conocer los nuevos montos del Salario Mínimo.

Aun cuando se esperaba que con el incremento las micro percepciones pudieran alcanzar los 95.25 pesos, necesarios para empatarse con la línea del bienestar establecida el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), la realidad fue otra; pues aunque el aumento es considerablemente superior a lo registrado en los últimos años, aún continúa siendo insuficiente.

De acuerdo con lo señalado por la CONASAMI, el incremento de cinco pesos, forma parte del Monto Independiente de Recuperación, al cual se sumará el 3.9 por ciento que, de acuerdo con el esquema presentado representa el incremento anual para 2018.

A pesar de los nuevos ajustes, durante 2018 el Salario Mínimo aún se mantendrá en un 7.24% por debajo de la famosa línea del bienestar.

 

Trabajo en casa

Solución rápida para retomar la actividad

Si debido a los daños causados por el sismo, tú y tu equipo de trabajo no han podido regresar a sus instalaciones de trabajo, una buena medida es organizarse para que, desde su casa, cada uno se vaya reintegrando a la actividad.

¿Qué debes tomar en cuenta para implementar una línea de trabajo desde casa como medida emergente?

  • Asegúrate de que los integrantes del equipo estén disponibles para incorporarse a esta forma de trabajo. Si alguno de ellos ha sufrido pérdidas personales o materiales, infórmale de la medida que se adoptará, pero coméntale que entiendes su situación, ofrece tu apoyo y el de la empresa y pídele que cuando se sienta en condiciones de reincorporarse al equipo te lo haga saber.
  • Cerciórate de que la información que se requiere para retomar la actividad está disponible. Este es el momento de sacar partido de las ventajas que ofrece la nube.
  • Si además de la información electrónica requieren de documentos físicos, antes de entrar a las instalaciones de la empresa, asegúrate de que el acceso sea seguro.
  • Convoca a los integrantes del equipo a una reunión en un sitio seguro. Durante el encuentro, pide que cada uno exponga los asuntos que tiene pendientes, que requiere para irlos liberando, si requiere ayuda o la intervención de alguna otra persona y que valore si es posible hacerlo fuera de la oficina.
  • Una vez que todos conozcan cuál será el trabajo que podrán realizar, distribuyan las tareas de quienes, por el momento, no podrán unirse al equipo, y nombren a los responsables de coordinar los diferentes procesos.

Puntos que no podrás perder de vista:

  • Definan cuáles serán las vías comunicación oficiales por las que ustedes se mantendrán en contacto.
  • Establezcan horarios fijos en los que deberán estar disponibles.
  • Asegúrate de que todos cuenten con el equipo y los servicios necesarios para realizar su trabajo.
  • Comunica a clientes y proveedores la forma en que operarán en lo que pueden volver a sus instalaciones y proporcionales un directorio con los números telefónicos en los que cada uno de ustedes podrán ser contactados.

Revolución 4.0 Una llamada de alerta para los administradores de personal

¿Has escuchado hablar de la cuarta revolución industrial o del concepto 4.0? Si no lo has hecho, este es el momento para que te familiarices con estos términos que, indudablemente, impactarán en todos los aspectos de tu vida.
De acuerdo con Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial y experto en el tema 4.0, esta nueva revolución industrial implica la reunión de los muchos desarrollos tecnológicos que hemos visto surgir durante los últimos años, en un solo sistema en donde interactuarán en forma simultánea tecnologías digitales, físicas y biológicas para dar lugar a una nueva forma de vivir, trabajar y relacionarse.
¿Por qué es importante que quienes administran la parte humana de las empresas se informen sobre el tema y se preparen para este nuevo cambio?
Simplemente porque ante la tendencia hacia la automatización, los primeros alcances de esta revolución, se reflejarán en los procesos de manufactura y en la prestación de servicios, lo cual impactará directamente al mundo del empleo.
La aparición de los llamados “sistemas ciberfísicos”, que no sin más que maquinaria física y tangible combinada con procesos digitales que operan de forma totalmente automatizada, provocará la desaparición de millones de puestos de trabajo, sobre todo en las áreas administrativas y en aquellos en las que las funciones resultan repetitivas; sin embargo, esta pérdida se compensará con la creación de nuevos empleos que requerirán del conocimiento pleno de la forma en que operará la maquinaria y los sistemas inteligentes y, por supuesto, del desarrollo de habilidades y competencias que, aunque no son nuevas, hoy en día son poco valoradas en la mayoría de las organizaciones.
Según el informe más reciente del Foro Económico Mundial sobre desarrollo, en la era 4.0 las empresas que lograrán capitalizar las mejores oportunidades, serán aquellas que impulsen entre sus equipos de trabajo el desarrollo competencias como:

Desde luego que todo este cambio ha empezado a ser notorio en países desarrollados como Alemania, principal promotor de la revolución 4.0, y en otros que por su cercanía física o sus relaciones comerciales han decidido sumarse a este proceso de cambio que encabezan los germanos; y aunque se dice que avanza con una velocidad mayor a la que podamos imaginar, en países con economías emergentes, como los de América Latina, la llegada de esta nueva era resultará mucho más lenta y complicada pero también, inevitable.