Consecuencias del estrés postraumático en el trabajo

Una vez pasada la emergencia por el sismo, poco a poco en las zonas afectadas empieza la complicada tarea de ir recobrando la normalidad. Normalidad que, aun cuando no haya habido pérdidas humanas ni daños en instalaciones, no será fácil debido al temor y el estado de ánimo que prevalece en las personas.

De acuerdo con especialistas en comportamiento humano, el estrés postraumático generado por un acontecimiento como el del 19 de septiembre, permanecerá en el ánimo de quienes lo vivieron, entre dos y tres semanas más, por lo cual, es normal que durante las horas de trabajo se lleguen a presentar entre tu personal las siguientes situaciones:

  • Estados de ánimo cambiantes.
  • Alteración en sus relaciones interpersonales.
  • Cansancio extremo como consecuencia de no poder dormir.
  • Miedo y desesperación ante el sonido de alarmas y sirenas.

Debes saber que todas estas alteraciones, se pueden reflejar en una baja temporal de la productividad, tuya y de tu equipo de trabajo. Sé paciente.

Aligera el estrés postraumático entre tu equipo de trabajo

Como responsable de capital humano en tu empresa, tendrás que tomar la iniciativa para aligerar el estrés postraumático que vive tu equipo de trabajo. Para cumplir con esta tarea, toma en cuenta estos puntos.

En tus instalaciones:

  • Revisa con el apoyo de expertos, que las instalaciones no presenten daños irreparables.
  • Si existen daños ligeros, ocúpate de que sean corregidos a la brevedad.
  • Revisa que el mobiliario pesado, lámparas, cuadros y repisas estén bien sujetos y ubicados en sitios donde no puedan causar daños.
  • Asegúrate de que la disposición de escritorios, libreros, archiveros y en general, las estaciones de trabajo no obstaculicen las vías de salida.
  • Cerciórate de que todos los integrantes del equipo cuenten con vía de salida, directa, en caso de que sea necesario evacuar el lugar.
  • Si no les es posible salir durante la emergencia, indícales que se resguarden lo más alejado posible de balcones, ventanas, lámparas y canceles o de cosas que al caer les puedan hacer daño.

En cuanto sea posible, busca la ayuda de especialistas en protección civil. Existen organizaciones públicas y privadas que ofrecen servicios de capacitación para las empresas en esta materia. Si decides contratar a una de estas organizaciones, cerciórate de que, quien imparta los cursos, sea un instructor certificado por las autoridades correspondientes. Ellos, además de indicar al personal cómo deberán actuar durante y después de la emergencia, te ayudarán a determinar los sitios que son seguros dentro de tus instalaciones, e incluso, coordinaran los simulacros necesarios para que todos sepan cómo actuar.

En cuestión emocional:

  • Da un tiempo razonable para que la gente comparta sus experiencias. Hablar sobre lo sucedido, es una forma de liberar aquello que está afectando.
  • Pide al grupo que se abstenga de burlas o comentarios negativos en caso de que alguien presentara una crisis. Recuérdales que en este momento todos estamos vulnerables.
  • Identifica a las personas más afectadas desde el punto de vista emocional, y sugiéreles que busquen ayuda profesional para superar sus temores. De acuerdo con las estadísticas de los Servicios de Salud Mental de la Secretaría de Salud, luego de un sismo, entre el 2.5 y el 3.5 de quienes lo vivieron llegan a presentar Tremofobia, miedo extremo a los temblores y puede llegar a convertirse en un padecimiento que incapacite a la persona.
  • De ser posible, organiza una charla con algún especialista que, en una especie de terapia grupal, los ayude a procesar la experiencia para restarle fuerza al miedo y la inseguridad que ahora prevalecen.

Aquí te dejamos algunos números telefónicos de los centros donde se está ofreciendo ayuda permanente en casos de crisis emocionales.

Facultad de Psicología de la UNAM:

4161-6041 y 5622-2288

Instituto de Estudios de la Pareja S.C.:

55 4187 2071
55 3533 3168
55 6706 5182
55 3996 6209
55 1949 5820

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social
INFORMA:

stps

Debido a la supervisión que la Secretaría del Trabajo está realizando en los centros de trabajo que pudieron resultar afectados por el sismo de la semana pasada, pide a los responsables de las empresas tomar en cuenta los siguientes puntos para no ser sorprendidos.

De conformidad con el artículo 29 del Reglamento General de Inspección del Trabajo y Aplicación de Sanciones, el Inspector del Trabajo que realice la visita deberá exhibir credencial vigente con fotografía, expedida por la autoridad que lo acredite para desempeñar dicha función.

La credencial deberá contar con los siguientes elementos de seguridad:

  1. Fotografía
  2. Nombre del Inspector Federal del Trabajo
  3. Vigencia
  4. Código QR
  5. Número de credencial y adscripción
  6. Firma autógrafa

Para asegurarse de la autenticidad de la identificación, la persona que reciba al inspector podrá escanear el código QR con un dispositivo móvil y así verificar que coincidan los datos del Inspector con la información que aparece en el portal.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social,
te recuerda que este servicio es totalmente
GRATUITO.

 

Incremento a los Salarios Mínimos ¿Buena o mala medida?

 

Durante las últimas semanas mucho se ha hablado de la posibilidad de dar un incremento sustancial a los salarios mínimos en nuestro país. Aunque es evidente que son muchos los puntos que deben alinearse antes de pensar en aumentos significativos a las micro percepciones, la necesidad de miles de trabajadores que requieren con urgencia de un mayor ingreso, unida al tras fondo político que lleva implícito el tema han logrado colocar al tema salarial entre las notas más trascendentes de la segunda mitad del año.

 ¿Cuáles pueden ser los pros y los contras de un cuantioso incremento a los salarios más bajos?

 Aquí te dejamos la respuesta…

Salarios 1 Salarios 2 Salarios 3

 

 

 

 

 

 

Vacaciones de verano, una buena época para detectar talento

Capturing people with marketing

En esta época del año, encontrar toda clase de anuncios que ofrecen trabajo de verano para estudiantes universitarios es prácticamente una tradición. Una tradición que, durante años, ha llevado a muchos futuros profesionistas a realizar durante el verano, diversos trabajos sencillos que no implican ni grandes conocimientos ni mucha preparación.

Sin embargo, hoy en día diversas empresas, casi todas transnacionales pero con fuerte presencia en México, han empezado a transformar el típico anuncio de: “Trabajo de verano para estudiantes”, en una buena fuente para la detección de talento.

Bajo el esquema de “proyecto piloto”, los responsables de Capital Humano de importantes empresas han establecido acuerdos con diversas universidades para que durante las vacaciones de verano, un grupo de estudiantes destacados se integren a sus equipos para realizar proyectos específicos que les permitan entrar en contacto con el mundo del trabajo real.

Desde luego que no es una casualidad que sean las áreas de Capital Humano de las grandes empresas, las que más vacantes veraniegas ofrecen; ya que con el fin de poder evaluar de primera mano este tipo de prácticas, abren sus puertas a estudiantes que, de acuerdo con los perfiles descritos por los seleccionadores universitarios sean capaces de obtener resultados rápidos en proyectos específicos de las áreas de retribución, capacitación, selección o reclutamiento.

Aunque podríamos suponer que las empresas contratantes se inclinan por recibir en sus filas a los alumnos que están próximos a concluir sus estudios, la realidad es otra. Quienes se han visto beneficiados con las denominadas pasantías de verano, son jóvenes que aunque todavía no hayan acreditado el 50% del programa académico establecido, han dado muestra de talento, por lo que para las empresas resulta mucho más conveniente captarlos en plena etapa de formación para ser ellas quienes se ocupen de desarrollarlos de acuerdo con sus propias necesidades.

Para quienes tienen o han tenido la oportunidad de integrar a una pasantía de verano, la experiencia resulta más que atractiva, pues además de enfrentarlos con la realidad del mundo laboral, les permite conocer áreas de desarrollo que quizá no habían contemplado y, un punto importante… les va creando sentido de responsabilidad, compromiso y lealtad a un firma; principios o valores que resulta complicado inculcar en las generaciones que actualmente están llegando al mundo laboral.

Hasta hoy, las pasantías de verano en el área de Capital Humano, han reportado buenos resultados, lo cual nos hace suponer que en los próximos años estos proyectos dejarán de ser piloto y empezarán a implementarse en otras áreas de las organizaciones; de tal forma que quizá en poco más de una década, podamos ver en los puestos directivos de las empresas a quienes, en su momento, hayan ocupado una pasantía de verano.