Millennials ponen a prueba el mundo de la capacitación organizacional

Si preguntamos entre los expertos en capacitación, cuáles son los grandes retos que enfrenta el área en este momento, sin duda, entre las tres primeras respuestas aparecerá algo muy similar a esto: la búsqueda de una solución al acertijo de cómo capacitar a los millennials en sus organizaciones.

Mucho se ha hablado sobre esta generación de jóvenes appdictos e impacientes que representan un elevado porcentaje de la fuerza laboral en nuestros días. Sin embargo, es poco lo que se puede encontrar en torno a lo que, concretamente, están viviendo y haciendo las empresas mexicanas en el terreno de la capacitación para satisfacer las demandas de sus nuevos colaboradores.

Para contar con información de primera mano, CD Consultores organizó un interesante workshop, en el que participaron 15 responsables de las áreas de capacitación en organizaciones de diferentes tamaños y giros que operan en México; lo cual abrió la posibilidad de conocer el rumbo que está tomando la instrucción para los millennials en empresas manufactureras, de servicio y agencias de medios digitales, entre otros.

Sólo para empezar… ¿Capacitación presencial o e-learning?

La respuesta unánime: e-learning pero bajo ciertas condiciones. Desde el punto de vista de quienes generan los programas de capacitación, existen temas que por su naturaleza, requieren del contacto directo entre un instructor y un aprendiz, pues por muy millennial que sea la persona, no es lo mismo recibir un programa de inducción en línea que impartir conocimiento sobre inteligencia emocional a alguien a quien no se le puede ver directamente a los ojos.

De ahí que la mayoría de los participantes hayan encontrado en los programas mixtos una buena opción. La combinación entre lo presencial y la instrucción en línea (b-learning) permite que el conocimiento teórico sea transmitido, e incluso, evaluado a través de la red, mientras que la parte donde es vital el contacto directo puede ser impartida en una sola sesión presencial que termina traduciéndose en reducción de costos, ahorro de tiempo y en no tener que dejar posiciones descubiertas porque quienes las ocupan están encerrados en un aula.

Además, este tipo de capacitación ha permitido a las empresas con dispersión geográfica, llegar en forma prácticamente simultánea a toda la población que debe capacitarse en un mismo tema y, en general, ha contribuido para que tanto los millennials como el personal de la generación X, e incluso, los baby boomers reciban instrucción adecuada a sus preferencias, sin apartarse de lo que resulta funcional para los de mayor o menor edad con quienes convive a diario en ámbito laboral.

Capacitación para encausar el liderazgo de los millennials.

La idea de que quienes tienen el poder u ocupan posiciones de mando son líderes, es algo que, aun de manera inconsciente, los millennials confirman con su simple forma de actuar. Para ellos, el liderazgo es más una cualidad atada a la capacidad para inspirar a otros y a la especialización en áreas que les resultan atractivas, que una cuestión de poder o de jerarquía. Quizá esto, aunado a su fuerte ego y a la dura competencia que presenta el mercado laboral, los lleva a creer que simplemente por pertenecer a la generación millennial, se es líder.

Es por esto que en el mundo de las organizaciones, el liderazgo como tema de capacitación en los programas diseñados para los millennials, debe estar enfocado a transmitir la idea de que liderar puede ser algo intrínseco a su personalidad, pero hay que saber identificar los momentos en que es conveniente hacer uso de ese liderazgo y, aquéllos en los que es mejor dar un paso atrás y ceder la batuta a otro líder que por tener cualidades y habilidades diferentes, pueda resultar más efectivo ante una circunstancia o proceso específico.

Inculcar los beneficios del liderazgo circunstancial y compartido entre los millennials es, hoy por hoy, uno de los grandes desafíos de las áreas de capacitación.

Sí existen métodos para capacitar y retener al talento de las nuevas generaciones.

Desde la perspectiva de los expertos, el mundo globalizado en el que ahora se desarrollan las empresas, aunado a la confluencia de tres generaciones en el ámbito organizacional, ha provocado que en el campo de la capacitación también se viva el fenómeno VUCA, siglas en inglés de un término de origen militar que describe un contexto volátil, incierto, complejo y ambiguo que obliga a ser creativo y a actuar con rapidez. Prueba de esto, son las medidas adoptadas por las áreas de capacitación de organizaciones en las que el 80% de sus equipos de trabajo están integrados por jóvenes millennials.

cd-consultores-vuca

En este tipo de empresas, una buena forma para transmitir a sus nuevos colaboradores, desde los valores de la organización hasta aspectos clave de desarrollo humano y gerencial, es a través de ídolos. Es decir, mediante la identificación de aquellas personas con experiencia y conocimiento de la organización, que por su forma de ser y de actuar son respetados y mantienen una buena comunicación con los millennials, para que sean ellos quienes se encarguen de transmitirles los conocimientos que son esenciales para la empresa.

cdc-metodos-capacitacion

En lo que se refiere a la retención de ese talento joven, nuestros visitantes coincidieron al señalar que el proceso inicia desde la selección, en donde más que valorar la experiencia o el grado de especialización del candidato, se debe observar que los valores que posee la persona desde su formación, coincidan o sean adaptables a la cultura organizacional. Desde luego que además de una escrupulosa selección, la retención el talento millennial también implica la creación de planes de carrera que les ofrezcan un rápido crecimiento y paquetes de retribución que les permitan gozar de los beneficios en un corto plazo más que en el futuro.

En general, los especialistas que nos acompañaron en este workshop organizado por CD Consultores, señalaron que para capacitar a los millennials, las organizaciones no deben perder de vista que…

  • Las divisiones generacionales sólo estereotipan a las personas, y actualmente tenemos baby boomers e integrantes de la generación X con un buen manejo de la tecnología, al mismo tiempo de que hay millennials con grandes valores que les permiten desarrollarse exitosamente dentro de una organización.
  • El contenido de la capacitación no se debe desviar de lo que es la cultura y el propósito del negocio, simplemente se trata de identificar los medios adecuados para llegar a las nuevas generaciones. Tarea que no resulta sencilla y que requiere de una buena dosis de observación y creatividad para poder innovar.

Agradecemos la valiosa participación de todos los asistentes al Workshop Desarrollo de Habilidades Gerenciales para Millennials y los invitamos tanto a ellos como a ustedes a inscribirse para el próximo que anunciaremos pronto.

La Escuela de Liderazgo Liverpool llega a su décima generación

cd-consultores_liverpool-post

Durante los últimos tres años, CD CONSULTORES ha tenido la oportunidad de brindar este taller a más de 2 mil jefes y gerentes de Liverpool y Fábricas de Francia, que a través de este exitoso proyecto impulsa el desarrollo personal y profesional de quienes integran un grupo fundamental dentro de su operación cotidiana.

Es un honor y un gusto para nosotros el compartir con tanto talento, agradecemos la oportunidad a todas y cada una de las personas involucradas.

¿Por qué las Pymes deben contar con un área de Capital Humano?

Businessman drawing job allocation concept on whiteboard
Businessman drawing job allocation concept on whiteboard

¿Tiene problemas para realizar el cálculo y el pago de los sueldos en su empresa? ¿La selección del personal le causa dolor de cabeza? Al momento de contratar ¿no tiene ni idea de cuánto pagar a quienes se integran al equipo? Si su respuesta a todas o una de estas preguntas es … lo más seguro es que su empresa sea una Pyme en pleno desarrollo y que con urgencia esté requiriendo de los servicios de una persona o un equipo que se encargue de la creación y el manejo de un área cien por ciento enfocada al manejo del Capital Humano.

Usted que día con día experimenta las subidas y bajadas por las que transitan las Pymes en nuestro país, sabe que en la mayoría de los casos, en este tipo de empresas el área o departamento de Recursos Humanos es inexistente; y aunque las causas que generan esta carencia pueden ir desde que no se perciba la necesidad de contar con esta función, hasta los elevados costos que implicaría la contratación de un especialista en la materia, lo invitamos a que continúe leyendo para convencerse del porqué en las Pymes la creación de un área de Capital Humano debe ser considerada como una inversión y no como un gasto superfluo.

Es conveniente que las Pymes cuenten con un área de Capital Humano porque…

Vayamos punto por punto.

Punto1

Cuando la gestión de las personas que integran un grupo de trabajo se realiza en forma eficaz, automáticamente la empresa conseguirá: ser más eficiente, mejorar su productividad y por lo tanto incrementar su rentabilidad.

Si consideramos que al momento de evaluar la rentabilidad no se pueden perder de vista factores como la estrategia trazada, los procesos creados de acuerdo con las posibilidades reales de la empresa y las ventajas que proporciona la tecnología instalada, tampoco podemos olvidar que, finalmente, todos estos son puntos definidos por un equipo que debe contar con preparación, conocimientos y habilidades específicas; dicho en otras palabras, se basan en personas cuyo talento puede alinearse con los objetivos de la empresa y que pueden ser identificadas y encaminadas desde el proceso de selección, si éste es realizado por un especialista en Capital Humano. De aquí se desprende el siguiente porque.

Punto2

Por regla general, una parte importante del crecimiento y la permanencia en el mercado de cualquier empresa, están definidos por la capacidad de quienes integran el equipo de trabajo, sin importar el nivel en el que se desempeñen. De ahí que la selección no consiste en incorporar al mejor candidato, sino al que responda de mejor forma a las especificaciones del puesto, que se acople a la cultura de la empresa y que tenga potencial para crecer dentro de la organización.

Esto implica contar con estructuras bien definidas, descripciones de puestos claras y precisas y una metodología específica para medir el desempeño y desde luego los avances que con el paso del tiempo va teniendo cada persona. Aun cuando en muchas Pymes la labor de seleccionar y evaluar al personal es encomendada al responsable administrativo o la realiza directamente el Director o Gerente General, cuando ambos procesos son diseñados y realizados o guiados por un especialista, sin duda los resultados serán más objetivos y alineados a las metas que persigue la empresa.

Punto3

Bien dicen que el dinero no lo es todo, idea que también es aplicable a la retribución que una persona recibe a cambio de su trabajo. Cierto es que un sueldo elevado siempre es sumamente atractivo pero cuando la economía de la empresa no permite ofrecer grandes sueldos, resulta vital contar con planes que resulten atractivos tanto para los nuevos miembros del equipo de trabajo como para los que ya forman parte de él. Tome en cuenta que alguien que domina la administración de personal, puede ayudarlo a crear un plan en el que a una retribución justa y equitativa alineada con las finanzas de la empresa, se le puedan agregar otros puntos que resulten atractivos para sus colaboradores.

Esos otros factores que, sin duda, contribuyen para atraer y retener a las personas adecuadas para su empresa, van desde contar con planes de carrera bien definidos, la posibilidad de integrarse a algún proyecto de responsabilidad social, la oportunidad para adquirir conocimientos, las facilidades para conciliar la vida personal con la laboral y hasta condiciones y ambiente de trabajo agradables.

Si ahora usted está convencido de que su empresa requiere de un especialista en Capital Humano pero piensa que esto resultará costoso, no le vamos a mentir… claro que implica un desembolso, como todo lo que vale la pena, porque el tiempo le permitirá comprobar que la adecuada administración del capital humano de su empresa, más que un gasto es una inversión.

Pie infografía