Dudas frecuentes sobre el Reparto de Utilidades

Conforme avanza el mes de mayo una extraña inquietud empieza a apoderarse de empleados y trabajadores de la mayoría de los centros de trabajo en México. ¿A qué se debe ese desasosiego tan temporal? La respuesta es sencilla… al nerviosismo que experimentan quienes trabajan para una empresa, al no saber si habrá Reparto de Utilidades y, en caso de haberlo, qué tan generoso será y cuándo se pagará.

Aun cuando el acceso a las utilidades que haya generado la organización es un derecho de todos los que hayan trabajado, cuando menos 60 días, para una misma empresa durante el ejercicio fiscal del año anterior, siempre existen ciertas dudas en torno a la fecha y el monto que se paga, qué tipo de descuentos se pueden cargar al Reparto de Utilidades y si quienes están regidos por condiciones contractuales diferentes tienen o no derecho a recibir parte de las utilidades.

Por eso, aquí respondemos a algunas dudas frecuentes sobre el pago de utilidades de la empresa.

 1.  ¿Qué empresas son las que no están obligadas a repartir utilidades?

>>Las empresas de nueva creación, durante el primer año de funcionamiento.
Las empresas de nueva creación, dedicadas a la elaboración de un producto nuevo, durante los dos primeros años de funcionamiento. La determinación de la novedad del producto se ajustará a lo que dispongan las leyes para fomento de industrias nuevas.
>>Las empresas de la industria extractiva, de nueva creación, durante el período de exploración.
>>Las instituciones de asistencia privada, reconocidas por las leyes, que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia, sin propósitos de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios.
>>El Instituto Mexicano del Seguro Social y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.
>>Las empresas que tengan un capital menor del que fije la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por ramas de la industria, previa consulta con la Secretaría de Economía. La resolución podrá revisarse total o parcialmente, cuando existan circunstancias económicas importantes que lo justifiquen.

 2.  ¿Quiénes NO tienen derecho a recibir Reparto de Utilidades?

>>Los trabajadores domésticos.
>>Los trabajadores eventuales que hayan trabajado menos de sesenta días en el ejercicio.
>>Directores, Administradores y Gerentes Generales, así como socios o accionistas de la empresa.
>>Profesionistas técnicos y otros que, mediante el pago de honorarios presten sus servicios, sin existir una relación de trabajo subordinado.

 3.  ¿Quiénes SI tienen derecho a recibir Reparto de Utilidades?

>>Los trabajadores de planta que hayan laborado al menos 60 días durante el ejercicio fiscal anterior, aun cuando haya sido en forma discontínua.
>>Los empleados de confianza bajo la condicionante de que, si el sueldo que perciben 
es mayor del que gana el trabajador sindicalizado de más alto salario dentro de la empresa, o a falta de éste, al trabajador de planta con la misma característica, se considerará este salario aumentado en un veinte por ciento, como salario máximo para efectos del cálculo de utilidades.
>>Las madres trabajadoras, durante los períodos pre y postnatales y quienes tengan incapacidad temporal como consecuencia de un accidente de trabajo. En ambos casos, estas personas deben considerarse como trabajadores en servicio activo.

 4.  ¿Tienen derecho al Reparto de Utilidades quienes trabajan por outsourcing, subcontratados?

Sí tienen derecho al Reparto de Utilidades. En estos casos, el pago lo deberá realizar la firma de subcontratación, tal como ocurre con los salarios, prestaciones y cuotas obrero-patronales. En caso de que la empresa de subcontratación no cumpla con esta responsabilidad, el contratante se considerará patrón para todos los efectos de la Ley, incluyendo las obligaciones en materia de seguridad social y la participación de utilidades.

 5.  ¿La empresa puede hacer descuentos sobre el monto de las utilidades de un trabajador?

Los descuentos en las utilidades de los trabajadores están prohibidos, salvo en los casos y con los requisitos siguientes:

>>Pago de deudas contraídas con el patrón por anticipo de utilidades, pérdidas, averías o adquisición de artículos producidos por la empresa. La cantidad exigible en ningún caso podrá ser mayor del importe de las utilidades que le corresponda al trabajador y el descuento será el que convengan el trabajador y el patrón, sin que pueda ser mayor del 30%, del excedente del salario mínimo.
>>Pago de la renta a que se refiere al artículo 151 de Ley Federal del Trabajo. (Renta de vivienda propiedad de la empresa).
>>Pagos de abonos para cubrir préstamos del Infonavit.
>>Pagos de cuotas para la constitución y fomento de sociedades cooperativas y de cajas de ahorro.
>>Pago de pensiones alimenticias en favor de acreedores alimentarios decretado por la autoridad competente.
>>Pago de cuotas sindicales.
>>Pago de abonos para abrir créditos garantizados por el Infonacot.
>>El impuesto sobre la renta que corresponda, en su caso, por las utilidades percibidas.

 6.  ¿Cuándo se deben pagar las utilidades?

La fecha límite se cumple 60 días después de la fecha en que la empresa presentó o debió presentar la declaración anual del ejercicio ante la Secretaría de Hacienda.
Si el patrón tributa bajo el Régimen de Incorporación Fiscal, podrá realizar el pago de utilidades a sus trabajadores a más tardar el 29 de junio.
El reparto de utilidades determinado para cada trabajador no podrá suspenderse, aun cuando los representantes de los trabajadores objeten o pretendan objetar ante la autoridad fiscal competente la declaración del impuesto sobre la renta.

Si requieres más información sobre el qué, quién, cómo, cuánto y cuándo del Reparto de Utilidades, te invitamos a consultar publicaciones anteriores sobre el este tema. Aquí te dejamos las ligas.

Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la Empresa. Respuestas claras en torno a casos especiales.

El quién, qué, cómo y cuándo del Reparto de utilidades

Participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa

Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la Empresa. Respuestas claras en torno a casos especiales.

Reparto de utilidades

“El hecho de repartir las utilidades de la empresa entre los trabajadores, tiene como fundamento el deseo de asociar al trabajador con la prosperidad de la empresa, por considerar que es parte importante de la misma y que ha contribuido al logro de las utilidades”. 

Miguel Alonso García 

Catedrático de la Universidad de Barcelona

De acuerdo con diversos integrantes del movimiento obrero organizado de nuestro país, la obligatoriedad del reprto de utilidades entre los trabajadores es, después de la creación del artículo 123 de la Constitución, una de las grandes conquistas obtenidas por los trabajadores. Sin embargo, es también uno de los puntos que mayor ruido causa en la relación obrero – patronal.

Aun cuando la legislación vigente en México establece, de forma aparentemente precisa, las reglas para participar en este juego, en ambos lados de la cancha siempre surgen dudas en torno a las fechas, los tiempos y los montos que deben ser considerados para los cálculos; es por eso que aquí le presentamos algunas de las especificaciones que marca la Ley para casos que pueden generar ciertas dudas.

Reparto 1Están obligados a repartir utilidades entre sus trabajadores:

Las unidades económicas de producción o distribución de bienes o servicios y, en general, todas las personas físicas o morales que tengan trabajadores a su servicio, sean o no contribuyentes del impuesto sobre la renta.

Los criterios que  de acuerdo con las autoridades del trabajo deberán considerarse al respecto son los siguientes:

  1. Las empresas que se fusionen, traspasen o cambien su nombre o razón social, tienen obligación de repartir utilidades a sus trabajadores, por no tratarse de empresas de nueva creación.
  2. En las empresas que tengan varias plantas de producción o distribución de bienes o servicios, así como diversos establecimientos, sucursales, agencias u otra forma semejante, cuyos ingresos se acumulen en una sola declaración para efectos del pago del impuesto sobre la renta.
  3. Las asociaciones o sociedades civiles constituidas sin fines de lucro, que obtengan ingresos por la enajenación de bienes distintos a su activo fijo o presten servicios a personas distintas de sus miembros, siempre que dichos ingresos excedan de 5% de sus ingresos totales.
  4. Las sociedades cooperativas que tengan a su servicio personal administrativo y asalariado, que no sean socios, cuyas relaciones de trabajo se rigen por la Ley Federal del Trabajo.
  5. Los contratantes dentro del régimen de subcontratación, cuando no cumplan con las condiciones dispuestas en el art. 15-A de la Ley Federal del Trabajo.
  6. Las empresas exentas en forma parcial o total del pago del impuesto sobre la renta, que tengan trabajadores a su servicio, están obligadas a repartir utilidades por la parte de la exención, puesto que dicha exención es sólo para efectos fiscales y no puede extenderse a los laborales.

Reparto 2No están obligados a repartir utilidades:

  1. Las empresas de nueva creación durante el primer año de funcionamiento. La fecha que se considera para determinar si se está dentro de la excepción es la que aparece en el aviso de registro o alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
  2. Las empresas de nueva creación dedicadas a la elaboración de un producto nuevo durante los dos primeros años de funcionamiento. Las empresas deben justificar, que son de nueva creación y que fabrican un producto nuevo; la novedad del producto lo determina la Secretaría de Economía, no la empresa.
  3. Las empresas de la industria extractiva, de nueva creación, durante el periodo de exploración (industrial minera). En el momento en que las empresas realicen la primera actividad de producción, termina automáticamente el plazo de excepción.
  4. Las instituciones de asistencia privada, reconocidas por las leyes, que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia, sin propósitos de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios, como son los casos de los asilos, fundaciones, etcétera. Las empresas que no tengan propósitos de lucro, que realicen los citados actos pero que no tengan el reconocimiento de la Secretaría correspondiente, estarán obligadas a repartir utilidades a sus trabajadores.
  5. El IMSS y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia, están exceptuadas de esta obligación. Los organismos descentralizados que no tengan estos fines, así como las empresas de participación estatal constituidas como sociedades mercantiles y cuya relación laboral con sus trabajadores esté regulada por la Ley Federal del Trabajo, tendrán obligación de repartir utilidades
  6. Las empresas cuyo ingreso anual declarado al impuesto sobre la renta no sea superior a trescientos mil pesos.

 Reparto 3Tienen derecho a participar en las utilidades:

  1. Trabajadores de planta. Son los que por tiempo indeterminado realizan trabajo personal subordinado a una persona, estén o no sindicalizados. Estos trabajadores tienen derecho a participar en las utilidades, sin importar el número de días que laboraron en el ejercicio fiscal.
  2. Trabajadores por obra o tiempo determinado (eventuales). Son los que trabajan supliendo vacantes transitorias o temporales y los que desempeñan trabajos extraordinarios o para obra determinada. Tienen derecho a participar en las utilidades de la empresa, cuando hayan laborado un mínimo de 60 días durante el año, ya sea en forma continua o discontinua. Si un trabajador labora más de 60 días divididos en dos ejercicios fiscales, sin llegar a este número de días en un solo ejercicio, no tendrá derecho a participar en las utilidades.
  3. Ex trabajadores de planta. Los despedidos o por renuncia voluntaria tienen derecho a participar en las utilidades con el número de días trabajados y el salario percibido durante el tiempo que laboraron en el ejercicio fiscal.
  4. Ex trabajadores por obra o tiempo determinado (eventuales). Los trabajadores tendrán derecho a participar en las utilidades cuando hayan laborado cuando menos 60 días en forma continua o discontinua en el ejercicio fiscal.

Sobre este punto, es importante tomar en cuenta que: En los convenios en que se dé por terminada la relación de trabajo, el patrón no podrá fijar a su arbitrio la cantidad que le corresponde al trabajador por concepto de utilidades, por ser esta facultad exclusiva de la Comisión Mixta.

Detalles que pueden hacer diferencia.

En los casos de los trabajadores que durante el ejercicio fiscal estuvieron incapacitados o que al momento del pago no se encuentren activos por el mismo motivo, se deberán observar las siguientes reglas.

Incapacidad por maternidad. De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, durante las doce semanas de incapacidad que se conceden a una mujer, antes y después del parto, deben percibir su salario íntegro; por lo que para efectos de cálculo de utilidades, esos días deben ser considerar como trabajados así como el monto de los salarios percibidos.

Incapacidad temporal por riesgo de trabajo. En estos casos el importe del salario que perciben los trabajadores del patrón o del IMSS, durante el periodo por incapacidad temporal, se tomará en cuenta para los efectos del pago de utilidades.

En caso de muerte por accidente de trabajo. En este supuesto, la cantidad que le corresponda al trabajador fallecido por concepto de utilidades la cobrarán los beneficiarios.

Reparto 4Están excluidos del reparto de utilidades:

  1. Los directores, administradores y gerentes generales de las empresas.
  2. Personas físicas que sean propietarias o copropietarias de una negociación.
  3. Profesionales, técnicos, artesanos y otros que en forma independiente prestan servicios a una empresa, siempre y cuando no exista una relación de trabajo subordinada con el patrón.
  4. Trabajadores eventuales cuando hayan laborado menos de 60 días durante el ejercicio fiscal.

De acuerdo con las preguntas y comentarios que recibimos de nuestros lectores, gran parte de las dudas en torno a la participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa, giran en torno a casos que presentan alguno de los supuestos que aquí hemos mencionado. Esperamos que esta información sea de utilidad, tanto para quienes tienen a su cargo la repartición de utilidades como para quienes lo recibirán.

Fuente: Manual laboral y fiscal sobre la participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa 2015. SAT, Servicio de Administración Tributaria y PROFEDET, Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajador.

 

Participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa

Cabeza PTU“Así es que, el grande, el verdadero problema social, es emancipar a los jornaleros de los capitalistas; la resolución es muy sencilla y se reduce a convertir en capital el trabajo. Esta operación, exigida imperiosamente por la justicia, asegurará al jornalero, no solamente el salario que conviene a su subsistencia, sino un derecho a dividir proporcionalmente las ganancias con todo empresario”.

 Ignacio Ramírez

El Nigromante

Buscar antecedentes de lo que hoy conocemos como Participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa, no implica hacer un largo viaje por los siglos de historia de México. Aun cuando durante el Virreinato se hablaba de los contratos de aparcería como una forma para que el dueño de la tierra y quien la trabajaba compartieran la ganancia que ésta generaba, no fue sino hasta el México independiente (1856) cuando, en su calidad de legislador, Ignacio Ramírez, El Nigromante, habló por primera vez de la necesidad de distribuir la utilidad entre empresarios y trabajadores.

Si bien es cierto que esta idea empezó a cobrar fuerza en los inicios del siglo XX como parte de las ideas revolucionarias, fue hasta la promulgación de la Constitución de 1917, a través de las fracciones VI y IX del Artículo 123, cuando el reparto de utilidades entre los trabajadores alcanzó un rango constitucional.

A pesar de los avances que en materia laboral se alcanzaron con la promulgación de la Constitución en 1917, la legislación en este ámbito era competencia de los estados y no de la Federación, por lo que algunos estados contaban con una avanzada legislación mientras que en otros, simplemente, no existía.

Fue hasta el 6 de septiembre de 1929, cuando luego de aprobadas las reformas a los artículos 73 y 123 de la Constitución, se otorgó al Congreso Federal la facultad para legislar en materia laboral. Sin embargo, para los trabajadores, participar de los beneficios de la empresa continuó siendo sólo una esperanza, debido a que no existía la regulación necesaria para la aplicación del mandato constitucional, y lo que era peor, tampoco se contaba con los órganos especializados que pudieran establecer los requisitos, términos y condiciones en que habría de realizarse el reparto.

Poco más de tres décadas después, en el Diario Oficial de la Federación del 31 de diciembre de 1962, fueron publicadas las reformas y adiciones a la Ley Federal del Trabajo (creada en 1931), con las que oficialmente se hizo partícipes a los trabajadores de las utilidades de la empresa.

Desde esa fecha y hasta nuestros días, todas las unidades de producción y distribución de bienes o servicios, ya sean personas físicas o morales que tengan empleados o trabajadores, están obligas a distribuir entre su personal, un porcentaje de las utilidades obtenidas.

Derecho de los empleados y obligación de las empresas, en breves palabras eso es la Participación de los Trabajadores en las Utilidades, la cual como cualquier otro programa de incentivos, para quienes están a cargo de las áreas de Capital Humano, suele ayudar en determinados aspectos, pero también generar ciertos problemas administrativos. Aquí le presentamos ambos aspectos del PTU.

 PTU