¿Sabes cual es la única profesión millonaria en la que las mujeres ganan más que los hombres?

A diferencia de lo que ocurre en las diversas posiciones del mercado laboral, a nivel mundial, el modelaje es la única profesión en la que las mujeres suelen ser mucho mejor pagadas que los hombres.

De acuerdo con información revelada por un agente de modelos, en el mundo de las pasarelas, los hombres ganan hasta un 75% menos que las mujeres por su intervención en alguno de los eventos de las grandes casas de modas.

Aunque cada día son más los hombres que se preocupan por su aspecto físico y lucir a la moda, el principal motivo por el que se genera esta diferencia salarial, es que los anunciantes saben que, en cuestión de moda y arreglo personal, las mujeres siempre serán un mejor mercado.

¿Qué pasará con los sueldos en 2018?

Luego de una década en la que en México, los ajustes en materia de sueldos estuvieron estrechamente ligados a los movimientos que fue registrando la inflación, hoy ha empezado a notarse una nueva tendencia. Incrementos que, de no haber sido por el inesperado repunte que ha registrado la inflación en los últimos meses, en su mayoría estarían por arriba de la inflación que se había previsto para 2017 (3.45%).

que-pasara-con-los-sueldos-en-2018

*Inflación general anual a octubre de 2017. Fuente: Banco de México.
** Expectativa de inflación general al cierre del 2018. Fuente: Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Octubre de 2017. Banco de México

Esta tendencia que nuestros especialistas registraron en la reciente actualización de la encuesta Sueldos.com, aunada al incremento de 10.39 por ciento que recientemente se dio al salario mínimo, confirman que para el 2018 los incrementos de sueldos en los diferentes niveles de la empresa tenderán a moverse en porcentajes ligeramente superiores al pronóstico de la inflación.

Aun cuando es común que, tanto el incremento en el salario mínimo como las proyecciones de la inflación, sean parámetros para fijar los porcentajes de los aumentos de sueldos en todos los niveles de la organización, más allá de los mínimos y a pesar de la tendencia alcista, en cuestión de incrementos es muy importante tomar en cuenta otros factores que ayuden a que la decisión que se adopte sea justa para los colaboradores, adecuada para la empresa y prudente, desde el punto de vista macroeconómico.

Esos factores que pueden contribuir, van desde el interés por mantenerse en un nivel competitivo frente a los sueldos que ofrecen otras organizaciones que representan competencia, hasta la necesidad de detener la constante rotación que existe en puestos clave o en aquellos que son ocupados por personas altamente especializadas; claro está que el crecimiento de la productividad y el desempeño que haya mostrado cada persona en un periodo determinado, también juegan un papel importante al momento de establecer cualquier incremento de sueldo.

La vía ideal para los nuevos incrementos

Ante la perspectiva de que los aumentos en sueldos sean superiores a los pronósticos de la inflación, cabe señalar que lo más conveniente es hacer una distribución inteligente del porcentaje a incrementar, dividido entre lo que es el sueldo directo y los demás conceptos que integran el paquete de compensación total.

De acuerdo con lo señalado por expertos en sistemas de retribución, tanto en los puestos ejecutivos como en los que son incluidos en una negociación contractual, es posible hacer una distribución equitativa del monto a incrementar. Aunque aseguran que llevar a la práctica este tipo de medidas, también implica la creación de un buen plan de comunicación que penetre con mucha claridad, sobre todo, entre quienes ocupan puestos con alta rotación.

que-pasara-con-los-sueldos-en-2018_2

Quizá a simple vista no parezca muy común el vínculo entre compensaciones y comunicación. Sin embargo, si tomamos en cuenta la importancia que tiene el que los colaboradores sepan y, sobre todo, entiendan que la retribución que reciben por su trabajo va más allá del monto que periódicamente reciben, suena muy lógica la unión entre compensaciones y comunicación; sobre todo en momentos como éste, en el que los incrementos y la composición de los paquetes de retribución serán más flexibles y adaptables a las condiciones propias de cada organización.

¿Qué puntos se tomarán en cuenta para definir los incrementos en 2018?

El punto de partida será el mismo para todos: el pronóstico de la inflación y los ajustes en el salario mínimo. Partiendo de esto, también entrarán en juego, la política interna que se establezca en el caso de empresas trasnacionales y aquellas que formen parte de grupos, la oferta y la demanda para ciertos puestos y, desde luego, los índices de rotación que continúan siendo uno de los retos a vencer tanto en los sectores manufacturero, comercial y de servicios.

que-pasara-con-los-sueldos-en-2018_3

La inflación sigue creciendo y…. los sueldos ¿qué?

La situación actual

En materia de inflación, la primera mitad de 2017 cerró en el nivel más alto en los últimos ocho años y medio, ya que durante el mes de junio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un incremento de 0.25 por ciento; con lo que la tasa anualizada, es decir de julio de 2016 a junio de 2017, llegó al 6.31 por ciento.

Aunque los especialistas esperan que durante los meses de julio y agosto continúe incrementándose el índice inflacionario, como consecuencia de la liberalización de los precios de los energético y la volatilidad de nuestra moneda; existe confianza en que durante el último cuatrimestre del año se recupere la tendencia a la baja para que al cierre de 2017, la cifra alcanzada se ubique, cuando mucho, un punto porcentual por arriba del 3 por ciento estimado por el Banco de México.

Y… los sueldos ¿qué?

Si tomamos como punto de partida a la justicia, sin duda lo ideal sería que los sueldos se incrementaran en un porcentaje igual al registrado por el crecimiento de la inflación. Sin embargo, desde el punto de vista económico, esta simple idea resulta impensable. En situaciones como la que vive nuestro país, la generalización de un incremento de sueldos podría generar:

Espiral inflacionaria, ya que anticipándose a una mayor inflación tanto productores como comerciantes incrementarían los precios de bienes y servicios, aún antes de que se concretara un incremento general.

Incremento en tasas de interés, pues al existir una política económica más restrictiva los ingresos de quienes suelen hacer uso de tarjetas de crédito o cubrir los pagos de hipotecas se verían todavía más reducidos.

Fuga de capitales en el sector productivo, tanto nacionales como de inversionistas extranjeros que al experimentar incertidumbre podrían retirar de nuestro territorio, capitales e instalaciones en donde se da empleo a un importante porcentaje de la población económicamente activa.

Incremento del desempleo, provocado por la reducción y cierre de un gran número de empresas, pequeñas y medianas, que no cuentan con la capacidad necesaria para incrementar sueldos y mantener la producción en forma simultánea.

Qué rumbo deben seguir los sueldos

Aunque parezca mentira, en este momento y en materia de sueldos lo mejor es ceñirse a la política prevista para 2017, o bien, seguir aplicando la misma que en años anteriores ha dado buenos resultados.

Esto lo saben innumerables organizaciones que, pese al inesperado incremento de la inflación, han preferido no flexibilizar sus políticas de retribución.

Así, vemos que de acuerdo con los números publicados por Sueldos.com en su edición de abril de 2017, la mayoría de las empresas incrementaron los sueldos de su personal un 4.71 por ciento en promedio, y aun cuando el parámetro principal para determinar el porcentaje de los incrementos continúa siendo la inflación proyectada, existen otros criterios que además de abrir la posibilidad de aumentos superiores al promedio, pueden vincularse al desempeño de cada persona, o bien, a las tendencias que marque el mercado laboral para ciertos puestos.

En lo que se refiere al periodo del año en el que las organizaciones han dado o darán los incrementos, hasta el momento no se han registrado movimientos imprevistos. En su mayoría las empresas hicieron las modificaciones de sueldos al inicio de año, mientras que un menor número lo han hecho o lo hará en otros momentos del año, pero de acuerdo con lo previsto.

Justicia o razón ¿cuál de las dos debe prevalecer en el binomio que forman la inflación y los sueldos? A pesar del deterioro que indudablemente sufre el poder adquisitivo de quienes perciben un sueldo, creemos que para cualquier ajuste que se pretenda realizar en los sueldos se deben tomar en cuenta otros factores para que a la larga, la cura no resulte peor que la enfermedad.